Cria natural y papilleros de agapornis roseicollis, fischeri y personatus
Get Adobe Flash player

sobre mi1.0

¡Hola!

Me llamo Alberto, soy Lcdo. en Geología (Estratigrafía-Paleontología) y Máster en Prevención de Riesgos Laborales. Actualmente, entre mis aficiones,  dedico parte de mi tiempo libre (y muchas veces no tan libre…) a la cría de agapornis. Estoy federado en EXFA: E13 6H32 ; y socio de AECA-BVA  y  ACE.

Apasionado por la ornitología desde que era un niño, observándolas en su hábitat natural y aprendiendo a distinguir unas de otras, siempre disfruté de la compañía en exclusiva de un canario, un mixto o un jilguero…, saboreando su canto ameno tanto en los días de sol como de tormenta.

Esta afición por las aves dio un paso más al adquirir una pareja de diamante mandarín e instruirme a fondo en sus características y cuidados, iniciándome así, en la cría por primera vez en lo que llevaba de aficionado. Aumentando el número de individuos, parejas y haciéndome con distintas mutaciones, logré adoctrinarme por su facilidad de cría. Hoy día dispongo aun de algún ejemplar. Sin lugar a dudas desde siempre me gustaron los fringílidos, sobre todo y mas que nada el jilguero, por lo que también poseo algún ejemplar y ciertos canarios.

La adquisición de un loro yaco cola de vinagre llamado Pintxo, fallecido por enfermedad y al cual quiero dedicar esta web, fue un punto de inflexión para fijarme en los psitácidos, y más concretamente en el género agaporni por su tamaño, comportamiento, variedad de mutaciones, etc… así que decidí hacerme con una pareja de roseicollis, y no tarde mucho en adquirir otros individuos de esta misma especie.

Posteriormente me regalaron una pareja de fischer y nuevamente me tentó el conseguir más individuos de esta especie también. Atraído por la variedad de colores que iba logrando y sensibilizado por la cantidad de individuos que poseía, decidí construir mi propio mini aviario de agapornis en casa, consistente básicamente en varias voladeras completadas con juguetes donde ejercitarse alegremente, y cajoneras de nidos donde cobijarse y reproducir a su libertad. A la vez que finalizaba su construcción logré más individuos esta vez de la subespecie personata…

Viendo que el espacio se quedaba pequeño y con el sueño desde hace unos años de poder disponer de un lugar acomodado para ellos, me planteé disponer de un local. En el cual desde el pasado mes de octubre iniciamos las obras de acondicionamiento e introdujimos tres voladeras en las que separamos a las tres especies; y otras más pequeñas para la cría, emparejamientos  y ejercicios de los más jóvenes.

Actualmente, tras los conocimientos adquiridos y experiencia propia, me dedico a la cría exclusiva de agapornis, principalmente papilleros.

Nuestro Facebook!
Facebook By Weblizar Powered By Weblizar
Flag Counter